Tapujos y cohechos

Seguramente, uno de los episodios que la historia norteamericana no consigna en aquel de la visita de Búffalo Bill a Nube Roja.

Los indios, escudados sagazmente en la inocencia de un niño, que era hijo de Toro Sentado, le comunicaron una tarde al Bill:

—Crazy Croat (rana loca, que así se llamaba el pequeño), haber aprendido primeras palabras de idioma cara pálida —le dijo solemne Sitting Bull.

—¿Sí?, que entusiasmo, no me digan —replicó el cazador de búfalos de larga y rubia cabellera.

—Entonces veremos —dijo Bill—, ¿cuáles son esas primeras palabritas?…

Y el niño, solemne como todos los indios, expresó:

—Son of a bitch.

Luis A. Chávez F.
No. 82, Julio-Agosto 1980
Tomo XIII – Año XVI
Pág. 159

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s