Burocracia

105-106 top

(Después de leer El testamento de Orfeo de Jean Cocteau)

Un elegante ujier le pidió al poeta que esperara para ver al señor ministro. Así lo hizo. Pero tanto aguardó que cuando al fin fue recibido, el ministro era ya presidente de la República.

René Avilés Fabila
No. 105-106, Enero-Junio 1988
Tomo XVII – Año XXIII
Pág. 52

Anuncios

Los cangrejos

Los cangrejos se desplazan lateralmente, despacio, salen de su hoyito en la arena y mueven sus ojos-periscopios de un lado a otro para percibir al enemigo. Son sumamente tímidos y ante cualquier ruido extraño vuelven a meterse al hoyo. Testigos del mar y sus cabriolas, cabalgan en las noches sobre las espumosas crestas oceánicas y saben como nadie de los amoríos secretos de las delicadas gaviotas. Los cangrejos forman parte imprescindible de todo lo marino que, irremediable, es fuerte y es romántico (profundo y misterioso diría también un poeta), pero los cierto es que los cangrejos son deliciosos en chilpachole, o así nomás sancochados.

Luis A. Chávez Fócil
No. 105-106, Enero-Junio 1988
Tomo XVII – Año XXIII
Pág. 45