Usos y costumbres

105-106 top
Cuando un emanglón respira mal, prefieren que deje de existir. Piensan que por mucho que haga ya no podrá alcanzar la verdadera felicidad. El enfermo por efecto de la simpatía natural entre los hombres, no hará sino perturbar el sistema respiratorio de toda la ciudad.

Y así, sin llegar a enfadarse, lo estrangulan.

En el campo, como son bastantes toscos, se ponen de acuerdo entre unos cuantos y una noche cualquiera van a su casa y le estrangulan.

Henri Michaux
No. 105-106, Enero-Junio 1988
Tomo XVII – Año XXIII
Pág. 62

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s