La venia

10 top
Una dama de calidad se enamoró con tanto frenesí de un tal señor Dodd, predicador puritano, que rogó su marido que les permitiera usar de la cama para procrear un ángel o un santo; pero concedida la venia, el parto fue normal.

Carlos Drummond
No. 10, Marzo-1965
Tomo II – Año I
Pág. 139

2 Respuestas a “La venia

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s