Destrezas

10 top
En la isla de Wetar hay brujos que enferman a una persona hiriendo su sombra con una lanza o acuchillándola con un sable.

SIN AUTOR
No. 10, Marzo-1965
Tomo II – Año I
Pág. 171

Edward Teller

Edward Teller

Edward Teller

(Budapest, 1908) 

Físico estadounidense de origen húngaro. Nacido en el seno de una próspera familia de origen judío, estudió en Karlsruhe y Leipzig (1940). Muy pronto se interesó por la física atómica, primero con Niels Bohr en Copenhague y, posteriormente, en Gotinga. En 1935 emigró a Estados Unidos, y cinco años más tarde trabajó en Chicago con el equipo responsable de la primera reacción nuclear en cadena autosostenible. En 1943, Teller fue uno de los primeros en incorporarse al Proyecto Manhattan, en Los Álamos. Aunque el objetivo principal era el de construir una bomba de fisión, Teller empezó a considerar la posibilidad teórica de diseñar una mucho más poderosa bomba de fusión termonuclear. La obtención del arma nuclear por parte de los soviéticos en 1949 reafirmó sus propósitos y, tras varios años de trabajo, el primer ingenio termonuclear fue probado con éxito en el atolón de Enewalk, en 1952. Ferviente anticomunista, fue consejero del gobierno en cuestiones de armamento nuclear y en 1982-1983 apoyó firmemente el programa de Iniciativa de Defensa Estratégica[1].

Seres extraterrestres

10 top
En nuestra propia galaxia tenemos más de cien mil millones de estrellas. Muchas de ellas tendrán por fuerza planetas, y algunos de éstos estarán habitados. Y más allá de nuestra galaxia hay miles de millones de otras galaxias. No somos, ciertamente, los únicos seres vivientes. Sería muy extraño creer que lo somos. Dudo también que seamos los únicos seres inteligentes. Pero es de veras tan viejo como se ha dicho –casi diez mil millones de años- y la vida humana abarca sólo el último millón o medio millón de años, ha de haber otros que llegaron antes; me gustaría saber dónde están todos esos otros.

Edward Teller
No. 10, Marzo-1965
Tomo II – Año I
Pág. 170

Silogismo bicornuto

10 top
Demócrito jura que los abderitanos son mentirosos; pero Demócrito es abderitano: luego Demócrito miente; luego no es cierto que los abderitanos son mentirosos; luego Demócrito no miente; luego es verdad que los abderitanos son mentirosos; luego Demócrito miente; luego…

Recordado por Jorge Luis Borges
No. 10, Marzo-1965
Tomo II – Año I
Pág. 168