Vidas paralelas

Se despertó como en un día normal. Dio sus quince vueltas acostumbradas entre las cobijas de la cama. Se metió a bañar, se vistió con su traje y salió.

Ella despertó, como en un día normal. Miró la hora en su reloj nuevo y se levantó. Se metió a bañar, se puso su mejor vestido y salió.

Llegó al café y compró un clavel rojo que utilizaría en la solapa del saco. Se acomodó en un lugar junto a la puerta para ver mejor.

Ella estaba atascada en un embotellamiento. Avanzaba muy lentamente y eso la desesperaba. Tocó la bocina, trató de calmarse escuchando el radio, pero el calor del medio día la sofocaba.

Tomó su cigarrera, la abrió y prendió su cigarro. Ya llevaba una hora y media esperando. Ya hasta había pedido de comer y se había tomado cuatro cafés americanos.

Salió del embotellamiento y se enfiló para el café. Iba a más de ciento diez en una calle muy angosta.

A las dos horas se desesperó, pagó la cuenta y salió. Se quitó el clavel de la solapa, lo miró pensando en mantenerlo como recuerdo, pero lo apretó en su puño y lo tiró en la entrada de café.

Bajó del coche, se le rasgó una media y se dio cuenta de que había dejado las llaves adentro. Con la ayuda de un gancho logró abrir su automóvil y sacar las llaves. Corrió al café.

Llegó a su casa, prendió el televisor y se quedó dormido en el sofá.
Ella entró al café pisando el clavel de la entrada. Buscó pero no había nadie con una flor en la solapa. Decepcionada salió y se fue a su casa.

Sonó el teléfono que lo despertó. Era ella que le pedía disculpas por la tardanza. Hicieron una nueva cita para el día siguiente.

Se despertó, como en un día normal. Dio sus quince vueltas acostumbradas entre las cobijas de la cama. Se metió a bañar, se vistió con su mejor traje y salió.

Ella se despertó, como en un día normal.

Francisco Javier Sánchez Corral
No. 135, Abril-Junio 1997
Tomo XXIX – Año XXXIII
Pág. 38

Anuncios

Traición

135 top

Un profesor brasileño que había traducido a Baudelaire, recibió este telegrama: “Le suplico me retraduzca de nuevo al francés. Firmado: Baudelaire”

Albert Camus
No. 135, Abril-Junio 1997
Tomo XXIX – Año XXXIII
Pág. 119

Elena Poniatowska Amor

Elena Poniatowska Amor

Elena Poniatowska Amor

(París, 1932)

Narradora y ensayista mexicana de origen francés creadora de un rico mundo de ficción, relacionado siempre con los acontecimientos, movimientos sociales y personajes del México contemporáneo; en su labor periodística intentó aplicar las técnicas del nuevo periodismo norteamericano.

Integrante de una antigua familia de la nobleza polaca (y sobrina de la legendaria poeta Pita Amor), nació en Francia, llegó a México con diez años de edad y obtuvo la ciudadanía muchos años después, en 1969. Tras estudiar en su país de adopción y en Estados Unidos, en 1953 inició su carrera como periodista, profesión que ejerció siempre y le sirvió de punto de partida para varias de sus obras testimoniales. Por esa época se unió a la causa feminista y a la izquierda política.

A lo largo de su trayectoria cultivó variados géneros: novela, ensayo, testimonio, crónica, entrevista y poesía. Todos sus libros guardan una constante temática y configuran un entramado que da cuenta del presente mexicano: se centran en la sociedad, las relaciones entre hombres y mujeres, el trabajo y el desempleo, el prevaleciente racismo, las costumbres y tradiciones del país, las tragedias nacionales (como el terremoto de 1985) o el papel de la mujer.

Lilus Kikus (1954) fue su obra inaugural, escrita bajo la tutela de J. J. Arreola. En 1963, con ilustraciones de Alberto Beltrán, publicó Todo empezó el domingo, reunión de relatos-crónicas acerca de la vida dominical de los habitantes de la ciudad. Hasta no verte Jesús mío (1969) es el divertido relato costumbrista de las peripecias de una empleada doméstica.

La noche de Tlatelolco (1971) ofrece un brillante ejercicio periodístico sobre la matanza de estudiantes ocurrida el 2 de octubre de 1968 en la ciudad de México. En Querido Diego, te abraza Quiela (1978), recrea la relación entre los pintores Diego Rivera y Angelina Beloff. De noche vienes (1979) es una amena fábula sobre una mujer polígama. Con Tinísima (1992) rindió homenaje a la fotógrafa de origen italiano Tina Modotti. También dedicó ensayos a Gabriel Figueroa, Juan Soriano y Octavio Paz.

Su obra trasunta un carácter activo, que incita al cambio e invita a una toma de conciencia sobre los desposeídos, los niños de la calle y las mujeres, entre múltiples y significativos grupos humanos de la realidad contemporánea mexicana. Con La piel del cielo (2001) obtuvo en España el premio Alfaguara de Novela. En 2005 se publicó El tren pasa primero; con esta novela, que tiene como protagonista a un líder sindical ferroviario, Elena Poniatowska se hizo merecedora del XV Premio Internacional Rómulo Gallegos (2007). En 2011, la escritora obtuvo el premio Biblioteca Breve de la editorial Seix Barral por su novela Leonora, sobre la vida de la pintora Leonora Carrington[1].