Decisión en la huida

Toma el teléfono con seguridad y marca el número. Tan pronto oye que le responden, exclama:

—¡Me voy para siempre!… ¡No volveré!

Del otro lado una voz monótona replica:

—Teléfono desconectado —clic— teléfono desconectado…

Abraham Dantus B.
No. 55, Noviembre 1972
Tomo IX – Año IX
Pág. 265

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s