Sin decir adiós

Al salir de la casa, molesto por su terquedad, lo dejé pegado en el techo con los pies y las manos colgando. Era insoportable.

Cuando regresé, dispuesto a bajarlo al suelo, vi sólo un agujero allí donde había quedado. Era un agujero largo, un túnel que subía perforando los once pisos del edificio, a cuyo final se colaba un poco de luz y el color del cielo.

Deseché mi disgusto y reconocí su triunfo. Pero de todos modos, ese fue su mayor exceso desde que había logrado levitar.

José Barrales V.
No. 55, Noviembre 1972
Tomo IX – Año IX
Pág. 294

Olvidadizo

Soy así, un ser cubierto de defectos. Pero estoy por completo convencido de que el más sano y robusto de todos es el de mi distracción; este siempre me ha procurado grandes problemas. El último de ellos me hundió para siempre; nomás juzguen si no.

Estuvo lloviendo cuarenta días con sus cuarenta noches, en forma horrible. Y heme aquí, ahora que el cuerpo inflado y flotando con el agua hasta en las venas, recuerdo que yo, Noé, debía haber construido una barca…

Armando Rodríguez Dévora
No. 55, Noviembre 1972
Tomo IX – Año IX
Pág. 293

Agustín Cortés Gaviño

Agustín Cortés Gaviño

Agustín Cortés Gaviño

Nació en León, Guanajuato, el 15 de febrero de 1946. Ensayista y narrador. Estudió derecho, lengua y literaturas hispánicas y la maestría en literatura iberoamericana en la UNAM. Ha sido profesor en la Escuela para Extranjeros, en la FFyL de la UNAM y en la Universidad de Guanajuato; miembro de los consejos de redacción de Xilote, Manatí y El Séptimo Sello. Colaborador de El Séptimo Sello, Manatí y Xilote. Becario del INBA, en crítica literaria, 1973.

Obra publicada

CuentoHacia el infinito, Imprenta Mexicana, 1968. || La prostitución del hada, Zendel, Lima, 1973. || Como un fantasma que buscara un cuerpo (…y otras cosas inverosímiles),Separata de la revista Xilote, Zenzontle, 1976. || El hombre que regresó de la chingada y otros regresos, Antorcha, 1978. || La parábola del obispo que quería ser papa y otros deslices semejantes, Universidad de Guanajuato (Serie Creación), 1997.

EnsayoLa novela de la contrarrevolución mexicana (La novela cristera), UNAM, 1977.

Poesía: Noctambulario, poemas 1969, Editorial Zendal, 1970.

Obra reunidaY otros regresos. Obra literaria reunida, Instituto Cultural de León/Azafrán y Cinabrio Ediciones, 2007 (Incluye los libros de narrativa: ¿De Dónde?Como un fantasma que buscara un cuerpoHacia el infinitoEl hombre que volvió de la chingada y otros regresosLa parábola del obispo que quería ser papa y otros deslices semejantes, y los poemarios Noctambulario y El flechador del cielo)[1].

La pesadilla

Dios dormía inquieto, se convulsionaba en su sueño sudaba y, de seguro, sufría.

Las bombas empezaron a caer, los hongos a levantarse, siniestros. El universo entero estaba en llamas, todo se derrumbaba entre gritos de rabia y ayes de agonía…

Dios abrió los ojos, jadeaba; suspiró aliviado, estaba despierto, la pesadilla había terminado.

Agustín Cortés Gaviño
No. 55, Noviembre 1972
Tomo IX – Año IX
Pág. 286