Tres huidas

Quería huir de su familia, de su casa. Esta tenía tres puertas.

Ya decidida, abrió la primera y vio la cara de su padre; abrió la segunda y vio la cara de su madre.

Abrió la tercera y se vio ella misma.

Abraham Dantus B.
No. 55, Noviembre 1972
Tomo IX – Año IX
Pág. 299

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s