Los que tuvieron alas

138-141 top
Había una vez un ángel que tenía una amante, y entonces Dios le dijo:

—¡Eh! ¿qué haces? ¿Por qué tienes una amante?

Y el ángel contestó:

—Señor, estoy muy solo; a esta mujer la encontré en el Paraíso, igualmente sola, de manera que pensé…

—¡Insensato! —respondió el Creador—¡ninguna mujer puede ser amante de mis ángeles, aunque se encuentren muy solos!

—Pero, Señor…

Y Dios se fijó en la mujer. Era bellísima, alta, distinguida, de cabellos dorados y ondulados; tendría unos 17 años de edad. El Señor pensó: “es hermosa”, pero acto seguido los expulsó del cielo.

Desde esa vez, el ángel y la mujer andan juntos: ella convertida en “María” vende pepitas en la calle y él, en trompetista ambulante.

Luis Alberto Chávez Fócil
No. 138 – 141, Enero – Diciembre 1998
Tomo XXX – Año XXXIV
Pág. 12

5 Respuestas a “Los que tuvieron alas

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s