Navegaciones

138-141 top
En la noche nos hacíamos diminutos y nos subíamos al cuadro del comedor, aquel de barcos junto al muelle, y caminábamos en los camarotes y en los mástiles y en las mañanas las niñeras nos regañaban por el olor salino de nuestra piel y la humedad constante entre nuestras cobijas.

Alfonso Chase
No. 138 – 141, Enero – Diciembre 1998
Tomo XXX – Año XXXIV
Pág. 64

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s