Ramón Fonseca Mora

 

 

 

 

Ramón Fonseca Mora

 

Ramón Fonseca Mora

(1952-VVVV).

Narrador panameño, nacido en la ciudad de Panamá el 14 de julio de 1952. Autor de una breve pero intensa producción literaria que, por la frescura, actualidad y universalidad de sus temas, le convierte en uno de los escritores panameños de mayor proyección internacional, está considerado como uno de los prosistas centroamericanos más prometedores de finales del siglo XX y comienzos de la siguiente centuria.

Hombre de acusada inclinación humanista, recibió desde niño una esmerada formación académica que habría de permitirle desarrollar, ya en plena madurez, su innata vocación literaria. Así, tras haber recibido una exquisita educación primaria y secundaria en el colegio La Salle, ingresó en la Universidad de Panamá para cursar estudios superiores de Derecho y Ciencias Políticas, materias en las que obtuvo una licenciatura que le abrió, años después, una espléndida trayectoria profesional en la sede ginebrina de las Naciones Unidas, donde prestó sus servicios por espacio de seis años (trabajó, concretamente, en Suiza en la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo). Previamente, había completado su formación académica realizando un curso de especialización económica en The London School of Economics.

Al tiempo que se labraba este espléndido futuro profesional, Ramón Fonseca Mora procuró atender también esa vocación literaria que se le había manifestado con vigor durante su época estudiantil, y comenzó a cultivar la prosa de ficción hasta tener completados varios relatos y la novela titulada La danza de las mariposas (1994), una espléndida opera prima que fue galardonada en su Panamá natal con el prestigioso premio Ricardo Miró, en su modalidad de narrativa. Por aquellas fechas de mediados de la década de los noventa, Fonseca Mora se reveló también como un consumado artífice en el complejo género de la narrativa breve, al que aportó una primera recopilación de relatos presentada bajo el título de La isla de las iguanas (1995).

El éxito alcanzado por estos dos libros provocó que el renombre literario de Ramón Fonseca Mora rebasara los estrechos límites del panorama literario panameño para extenderse por todo el ámbito geocultural centroamericano y llegar, incluso, hasta ese continente europeo donde el escritor de Panamá había pasado tantos años de su vida. Y así, en efecto, tras la publicación de otra magnífica novela titulada La ventana abierta (1996), un sello editorial español dio a la imprenta en la Península Ibérica la que, hasta la fecha, es tenida por su obra maestra, aparecida bajo el título de Ojitos de Ángel (Madrid: Alfaguara, 1999).

En palabras de uno de sus editores, “sus escritos abordan temas del diario acontecer, que al desarrollarlos se convierten con sencillez y naturalidad, en una trama intensa, muchas veces anecdótica, que permite la identificación con el personaje y hace sentir la historia como propia”. Otra de las señas de identidad que singularizan su magnífica prosa es la constante apelación al sentido del humor, así como el sostenimiento desde la primera hasta la última página de un humanismo cálido y directo que, por su sencillez y amenidad, llega con gran facilidad a todo tipo de lectores[1].

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s