El valor del destino

138-141 top
Cuando llegó el momento de sepultar a Edward Pickman surgió el problema de qué debía hacerse con un hombre que fue un escéptico en grado considerable. Le hicieron funerales en una iglesia de Bedford. Nada sucedió. La gente se limitó a seguir sentada en silencio. Los asistentes se sintieron tan impresionados que hablaron de ello durante varios años.

A. Mac Leish
No. 138 – 141, Enero – Diciembre 1998
Tomo XXX – Año XXXIV
Pág. 150

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s