Permuta I

Anoche para envidia de Gregorio Samsa, desperté en una cama igual a la mía, en mi propia habitación, con la ropa puesta y mi mujer, cálida, a un lado. Pero no era yo.

Guillermo Lavín
No. 103 – 104, Julio – Diciembre 1987
Tomo XVI – Año XXIII
Pág. 306

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s