El visón

16 top
—La tendrás —dice Julia—. Si comienzas a trabajarle desde ahora, podrás traerla para la navidad próxima. Con la posición que tiene Philippe, no puede llevar mucho tiempo a su mujer sin visón: daría de que hablar.

—El visón me importa un comino, no lo quiero

—Vamos, no digas eso; no seas injusta. El visón está lleno de cualidades, es caliente, es ligero, es bonito, le va a todo el mundo, y además es sólido. En ciertos casos, puede durar más que el matrimonio.

Christine Rochefort, en CELINE Y EL MATRIOMONIO
No. 06, 1965
Tomo III – Año II
Pág. 235

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s