La lección

16 top
Pan amaba a Eco, su vecina: Eco ardía por un sátiro saltarín, y el sátiro, y el sátiro se perecía por Lida. Tanto como Eco amaba al sátiro, el sátiro amaba a Lisa y Lisa a Pan. Así los inflamables Eros. Tanto como cada uno de ellos amaba a quien le odiaba, cada uno de ellos odiaba a quien le amaba. Y enseñaré esto a los que son extraños a Eros: “Amad a quienes aman, con el fin de ser amados por ellos”.

Mosco
No. 16, 1965
Tomo III – Año II
Pág. 312

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s