Parábola de la parábola

Según los fieles del Zen, la Salida del Lucero Matutino dio la Iluminación a Buda. De Venus fueron traídos también el Trigo y las abejas.

Los Magister Nebulae suelen reunirse, cada cierto tiempo, en un lugar secreto de la Galaxia. Allí pasan Revista a las Cosas y deciden la Creación o el Juicio Final de los Mundos.

Ellos dispusieron, en su más reciente Encuentro, que cierta Palabra, en cierto Planeta, ya debería ser pronunciada. Pero esa Palabra sólo podrá ser pronunciada por cierta Persona.

Y en su Espera estamos.

Álvaro Menén Desleal
No. 39, Noviembre – Diciembre 1969
Tomo VII – Año V
Pág. 48

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s