Adolescencia

—Mire usted, comadrita… No es que yo me de mis baños de pureza o que me espante el viento, pero le puedo asegurar que no tengo culpa de nada… ¡Si viera a mi muchachita cómo se me está secando!…

—Es la tiricia, comadre, no le quepa duda… Yo vi a la niña de mi hermana Leonor, la que vive en Veracruz, y así merito le pasaba como a la suya de usted…

—Todavía si dijéramos que tiene novio, o que no le doy de comer, o que se pescó alguna enfermedad de esas malas que secan a la gente… Pero el doctor ya la vio y dice que no tiene nada, que no le haga caso y que se le va a pasar… Pero por muy doctor que sea, él no tiene los problemas en su casa, ¿verdad?

—No, si ya se lo digo, a veces los doctores por muy sabios y estudiados que sean, no saben nada… ¿Por qué no se lo ha contado doña Edwiges? Dicen que ella le hace a eso de las brujerías…

—¡Ay, no!, ¡Ni lo mande el Santísimo Sacramento!…

—¿Y por qué no?…¡Si no le hace bien, no le hace mal!, al fin que nomás les reza y como que los persigna…

—¡No, no, no…! ¡Ni me lo diga!…

 ◊◊◊

—¿No que no comadre?… ¡Ya la vi el sábado en la “cola” de doña Edwiges!

—Pos nomás porque luego no se pensara que no hice todo lo posible… Y también me dijo de la tiricia esa… Y que la pusiera a que estuviera tirando florecitas rojas en el río… ¿Usted cree?

—Bueno, pero al menos está mejor que lo del médico ese…

—Pues sí… Siquiera la tiricia es una enfermedad conocida, no que eso de la adolescencia… y que se quita sola…

Roberto Oropeza Martínez (G. O.)
No. 39, Noviembre – Diciembre 1969
Tomo VII – Año V
Pág. 77

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s