Reconciliación

Había una vez cierta calle, donde al tiempo de la magia y de la angustia, un hombre y una mujer se miraron. Se acercaron. Al contacto se fundieron en un beso. Para más tarde celebrar el sagrado y placentero rito del amor. Y después cada cual siguió su camino, reconciliados de nuevo con ellos mismos, con sus amantes, y con toda la humanidad.

Luis René Aubrey
No. 39, Noviembre – Diciembre 1969
Tomo VII – Año V
Pág. 111

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s