El primer sabor

Un día probamos el sabor del fruto prohibido. Fue la llave que nos abrió las puertas de todos los secretos. Cubrimos nuestra desnudez. Inventamos la palabra. Saboreamos lo dulce y lo amargo. Pudimos elegir entre el bien y el mal. Aprendimos a reír y a llorar. Supimos que ganaríamos el pan diario con nuestro trabajo. Sufrimos las fatigas del día y gozamos del descanso de la noche. Fue de nosotros el dolor, la angustia y también la alegría.

Hemos probado y conocido todo. Sin embargo, no olvidamos aquel primer sabor. Así, a veces, hastiado de todo lo que sabemos y probamos, le digo a Eva:

—Dame otro bocado de manzana.

Salvador Herrera García
No. 69, Abril – Junio 1975
Tomo XI – Año XI
Pág. 289

Una respuesta a “El primer sabor

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s