Cortesano precoz

8 top

Había en tiempos pasados un sultán que, habiendo tenido conocimiento de que su hayib —primer ministro— tenía un hijo de corta edad, muy listo e inteligente… fue un día a visitarlo…

…Presentóse el mancebo y saludó al sultán arrodillándose y diciendo:

Feliz y bendita sea la hora en que Dios me ha permitido estar en presencia de mi señor y dueño, el príncipe de los creyentes.

Complacido, el sultán le preguntó:

—¿Qué estancia te parece mejor, mi palacio o esta casa de tu padre?

—Me parece mejor esta casa.

—¿Cómo es eso?

—Porque en ella está nuestro señor, el príncipe de los creyentes.

Mostróle entonces el sultán una sortija que llevaba con un valiosísimo diamante, y le preguntó:

—¿Crees que haya algo en el mundo que valga más que este brillante?

—Sí, mi señor.

—¿Qué cosa es ésa?

—La mano que la lleva.

Gibran Jalil Gibran
No. 8, Diciembre 1964
Tomo I – Año I
Pág. 45

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s