Habla Rulfo

Habla Rulfo

Juan Antonio Ascencio 

EL CUENTO cumple treinta y cinco años. Entre los fundadores de El cuento, como puede ver el lector en la columna del directorio, tuvimos a Juan Rulfo. Para celebrar nuestro cumpleaños, ofrecemos algunos comentarios sobre la creación literaria. Son fragmentos breves, tomados de la biografía, por el momento inédita, que escribí sobre Juan Rulfo.

La escritura de la mañana es distinta de la del medio día o de en la tarde. Es mejor de noche, uno se concentra, el cuerpo está relajado, si no le importa levantarse tarde. Así le hacen los pobres para no sentir el hambre, duermen de día.”

“Usted siéntese. Escriba. Ponga allí a su personaje. Muévalo, que haga cosas. Cuando él camine solo, tire todo lo anterior y sígalo. Pero si el personaje le sale flojo, si él espera a que usted lo empuje, tire todo completo y vuelva a comenzar. Y así, hasta que sea real, porque la literatura es mentira, pero no falsedad.”

“Es muy sencillo. Usted parte de algo real, ni modo de inventarlo todo, quién iba a entenderlo, pero uno va transformando esa realidad hasta que desaparece, hasta que dice lo que uno quiere. Ya para entonces es otra cosa, nada autobiográfico. Imagine, imagíneses el cuento a partir de una realidad y dele la vuelta para adentro”

“No hay por qué hacer historia. Al hombre le suceden cosas importantes una vez, o dos, en toda su vida. Alguien puede morirse a los ochenta y haber vivido, lo que se llama vivir, qince días de su vida, o nada. Si lo importante se presenta hay que tener la decisión de vivirlo. Si uno lo deja pasar es un pendejo, porque ese día no lo vuelve a tener y el vacío se queda…”

“Otros inventan vida de paja a sus personajes, por eso resultan tan aburridos. A quién le interesan las definiciones, o las descripciones de lugar, cuando lo importante son las personas. Los escritores del siglo pasado no podían saltarse diez o veinte años muertos. Comenzaban el capítulo treinta y siete: ‘Recordarás, amable lector, que en el capítulo veinte dejamos a Josefinita a punto de hacer su primera comunión’. Pura basura… Hay mucha historia disfrazada de novela, anécdotas con facha de cuentos, por eso hay tanto cuentista, y no digamos poetas. Se puede barrer poetas y hasta se atora la escoba…”

“Los onderos, y todo escritor, deberían leer el Código de Napoleón. Es de 1808. Y si quieren algo más moderno aquí tenemos el directorio telefónico, más de un millón de palabras sin que falte ni sobre ninguna. Eso es claridad y economía, es lo que necesita la literatura.”

(apareció en el No. 143-145, correspondiente a Abril-Diciembre de 1999)

 

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s