Ideal femenino

143-145 top
Para el que no sea matemático, las deducciones de la teoría de la relatividad son incomprensibles; oíd si no: suponed un hombre viajando a la velocidad de 161 000 millas por segundo; si extiende su brazo horizontalmente, verá que tiene 30 pulgadas de largo; más si lo eleva verticalmente, y si le fuera posible medirlo, comprobaría que se había acortado 15 pulgadas. Si la velocidad aumenta la contracción será más grande; y si llegase a adquirir la velocidad de la luz, se acabaría toda dimensión, e igualmente se acabaría el tiempo; el viajero que caminara con la velocidad de la luz, no envejecería un segundo, por la sencilla razón de que ha transcurrido el tiempo.

Pedro C. Sánchez
No. 143-145, Abril-Diciembre 1999
Tomo XXX – Año XXXV
Pág. 84

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s