Milagro

23 top

En una iglesia del pintoresco pueblo de Tepoztlán existe un retablo (ex voto) en el que se ve a un campesino, de hinojos, dando gracias a la virgen por el milagro que le hizo. La leyenda al pie del cuadro dice: “Juan Crisóstomo Vargas, vecino de este lugar, da gracias con toda su contrita alma a la Santísima Virgen por el milagroso favor que le hizo la noche del 22 de mayo de 1916 al haber impedido que las fuerzas zapatistas se lo llevaran como llevaron a sus tres probrecitas hermanas”.

En “El hijo pródigo”
No. 23, Mayo 1967
Tomo IV – Año III
Pág. 384

Anuncios

Arma eficaz

23 top

INVERNESS (Escocia), 19 de marzo. (AFP).— una versión moderna de la ballesta, arma prohibida por la iglesia católica en 1139 por “demasiado mortífera en los campos de batalla”, será utilizada contra el monstruo del Lochness.

La oficina de investigación acerca de los fenómenos del Lochness, va a utilizar la ballesta ya sea para matar al monstruo o para clavarle una emisora-radar que permita localizarle durante sus desplazamientos en las aguas del lago.

Ese monstruo, del que tanto se habla, nunca se ha comprobado que exista.

Agencia AFP
No. 23, Mayo 1967
Tomo IV – Año III
Pág. 382

Legítimo

27 top

Refiere Tommaso Bartolino, De luce hominis et brutorum, 1669, p. 396, que en Francia algunos jurisconsultos no dudaron en declarar legítimo al hijo de una dama noble, aunque traído durante la ausencia del marido, en cuanto consideraron su concepción como efecto de la extraordinaria imaginación e intenso deseo que ella tuvo de juntarse con su cónyuge.

Giuseppe Faggin
No. 27, Diciembre 1967
Tomo V – Año IV
Pág. 228

Sabiduría

27 top

—¿Qué se debe hacer cuando el ruiseñor se niega a cantar?

—Retorcerle el cuello —contestó el primero.

—Obligarle a cantar —dijo el segundo.

—Esperar a que cante —declaró el tercero, que era un sabio.

Leyenda Japonesa
No. 27, Diciembre 1967
Tomo V – Año IV
Pág. 225

Palillos de marfil

27 top

Cuando el rey Chou pidió palillos de marfil, Chi Dse se preocupó. Temía que en cuanto el rey tuviera palillos de marfil no se
contentaría con la loza de barro y querría vasos de cuerno de rinoceronte y jade; y en vez de frijoles y verduras, pediría manjares exquisitos, como cola de elefante y cachorros de leopardo. Difícilmente estaría dispuesto a vestir telas burdas y a vivir bajo un techo de paja; y encargaría sedas y mansiones lujosas.

—Y el temor de a dónde conduciría todo esto, me inquieta —se dijo Chi Dse.

Cinco años después, en efecto, el rey Chou tenía un jardín repleto de manjares, torturaba a sus súbditos con hierros candentes y se embriagaba en un lago de vino. Y así perdió su reino.

Jan Fei Dsi
No. 27, Diciembre 1967
Tomo V – Año IV
Pág. 219