Un demonio

26 top

Esta es una historia del pasado.
Un hombre se había alojado durante la noche con una mujer alegre, en la logia de Ichijo. Pero cerca de medianoche comenzó a soplar el viento y a llover. Cuando la violencia de los elementos aumentaba, alguien pasó por la avenida cantando: “Todos los operantes son impermanentes…” ¿Quién puede ser?, se preguntó el hombre. Levantó suavemente el voladizo y miró: y he ahí que se trataba de un demonio con cabeza de caballo, tan alto como el goterón del tejado. Aterrorizado, el hombre dejó caer el voladizo y volvió al fondo de la habitación. Pero entonces el demonio hundió el enrejado de madera, introdujo su cabeza en el interior y dijo: “Me has visto bien, ¿eh?; ¡me has visto bien!” El hombre desenvainó su sable, resuelto a atacar si el demonio penetraba al interior. Mientras se mantenía en guardia con la joven a su lado, el demonio agregó: ¡Mírame bien, bien!” y se fue. El hombre sintió miedo cuando pensó que podía tratarse de lo que se llama “los cien demonios que van por la noche”. En lo sucesivo, nunca más durmió en la logia de Ichijo, según se dice.

En El Uji shui-Monogatari
No. 26, Septiembre – Octubre 1967
Tomo V – Año IV
Pág. 53

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s