109 – 110

109 - 110

Portada del No 4 de El Cuento en 1939

Antonio Arias Bernal

No. 109-110, Enero-Junio 1989
Tomo XVIII – Año XXVV

Nota: Este número especial contiene textos que fueron publicados en la primera etapa de el Cuento. Repite la portada del No. 4 que apareció en 1939; por este hecho, en este número no se publicaron minificciones.

Anuncios

El popoguno

26 top

El Popoguno o infierno de los Virginianos es un abismo que suponen al occidente de su país, donde dicen que arden sus enemigos para siempre. Otros pretenden que las almas de los condenados están suspendidas entre el cielo y la tierra, y de que de vez en cuando vienen los muertos a traer sus noticias del otro mundo y a gemir sus padecimientos.

Cerem
No. 26, Septiembre – Octubre 1967
Tomo V – Año IV
Pág. 114

Espejismo

26 top

31 top
…Como en Horai no es conocido el gran demonio del mal, los corazones de sus habitantes no envejecen nunca. Y por ser siempre jóvenes de corazón, sonríen desde que nacen hasta que mueren, excepto cuando los dioses les envían algún sufrimiento. Y entonces se cubren los rostros hasta que desaparecen las penas. Todos los pobladores del feliz Horai se aman y se confían unos a otros,igual que si fueran miembros de una sola familia. Y los acentos con que hablan las mujeres son tan dulces, que parecen cantos de alegres pajarillos, pues los corazones de las mujeres de Horai son tan transparentes como las almas de los pájaros. Y las oscilaciones de las mangas de las doncellas, cuando juegan, semejan el revoloteo de unas tenues y anchas alas. En Horai nada permanece oculto, fuera de las penas, porque allí no hay motivos para sentir vergüenza por nada, pues nada hay que necesite estar oculto; como alli no puede haber ladrones, tanto de día como de noche las puertas se hayan siempre abiertas; allí no existe nada que temer. Y como los habitantes de Horai son hadas, aunque mortales, todas las casas de Horai, excepto el Palacio del Rey Dragón, son pequeñas, extrañas y fantásticas. Y estas pequeñas hadas ciertamente comen su arroz en escudillas microscópicas y beben su vino en copas de no mayor cavidad que un dedal de mujer…

Lafcadio Hearn
No. 26, Septiembre – Octubre 1967
Tomo V – Año IV
Pág. 111

Lafcadio Hearn
No. 31, Agosto 1968
Tomo V – Año V
Pág. 675

Prodigio

26 top

Una casa de encantamiento semejante a este se encuentra en las novelas turcas traducidas por Petis de la Croix, con el título de “Historia del Sheik Schabbedin”. La aventura recuerda también lo que la tradición musulmana cuenta sobre el rapto de Mohamet, que fue llevado a los siete cielos, al Paraíso y al Infierno y tuvo noventa mil conferencias con el Señor, todo lo cual se cumplió en tan corto tiempo, que al volver a su lecho, lo encontró todavía caliente.

Marenduzzo
No. 26, Septiembre – Octubre 1967
Tomo V – Año IV
Pág. 105

Henri Barbusse

????????????

Henri Barbusse

(Asnières-sur-Seine, 17 de mayo de 1873 – Moscú, 30 de agosto de 1935)

Fue un escritor, periodista y militante comunista francés.

Sus primeros estudios los realizó en el College Rollin donde obtuvo su vocación por las letras, incursionando en la poesía y posteriormente en el periodismo. En 1910 se le nombró director de la revista Je sais tout donde volcó su pensamiento y cultura.

Barbusse cobra cierta notoriedad hacia el año 1908 con una novela naturalista, L’Enfer (El infierno). Alcanza la fama con la novela Le feu (El fuego), en 1916, basada en su experiencia en la Primera Guerra Mundial, que mostraba su odio creciente hacia el militarismo. El libro obtiene el Premio Goncourt.

Sus siguientes trabajos, Manifeste aux Intellectuels, Elevations, y otros, muestran un punto de vista más revolucionario. Entre estos, Le Couteau entre les dents, de 1921, marcó la cercanía de Barbusse al movimiento bolchevique y a la Revolución rusa. Se une en 1923 al Partido Comunista de Francia y se radica en la Unión Soviética.

Barbusse fue un stalinista convencido, y autor en 1935 de una biografía de Joseph Stalin, titulada Staline. Un monde nouveau vu à travers un homme (Stalin. Un nuevo mundo visto a través de un hombre). El libro fue un equivalente occidental del culto a la personalidad soviética, y Barbusse inicia una fuerte campaña de prensa contra su ex amigo Panait Istrati, un escritor rumano que había expresado críticas hacia el Estado soviético.

Barbusse fue un esperantista, y fue el presidente honorario del primer congreso de la Sennacieca Asocio Tutmonda. En 1921, escribió un artículo en esperanto, Esperantista Laboristo (“Trabajador esperantista”).

Sus restos se encuentran en el cementerio Père-Lachaise de París[1].

 

[1] http://es.wikipedia.org/wiki/Henri_Barbusse

La mas pura

26 top

Mis manos se extienden para abrazarla. Soy un hombre como los demás, siempre lamentablemente dispuesto a deslumbrarse con la primera mujer que ve. Ella, ella es la imagen más pura de la mujer que amamos: la que aún no conocemos del todo, la que ha de revelarse, la que contiene en sí el único milagro viviente que hay sobre la tierra.

Henri Barbusse
No. 26, Septiembre – Octubre 1967
Tomo V – Año IV
Pág. 99