De cueros: Cuento LXXXI

25 top

Era un caballero a quien no sabía mal el vino, y estando en conversación con otros, después de haber comido, parecióle a él que fue afrentado de otro caballero, y por esto le desafió que se mataría con él con las armas que quisiese, respondió su contrario que él aceptaba el desafío con tal que no fuese en cueros.

Juan de Timoneda
No. 25, Agosto 1967
Tomo IV – Año IV
Pág. 635

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s