Liv Ullmann

Liv Ullmann

Liv Johanne Ullmann

(Tokio; 16 de diciembre de 1938)

Actriz, escritora y cineasta noruega. Protagonizó nueve de los largometrajes de Ingmar Bergman, con quien tiene una hija, la escritora Linn Ullmann.

Nació en Tokio, Japón, donde su padre trabajaba como ingeniero, y creció en Trondheim, Noruega. Ya era conocida en Noruega como actriz de teatro, cuando fue elegida por Bergman para participar en Persona (1966).

Su trabajo con Bergman, especialmente en Secretos de un matrimonio, la llevó a ser considerada un icono feminista y cultural en los años 70, además de una de las actrices más respetadas de su época. Fue nominada dos veces a los Óscars (por Los emigrantes y Cara a cara).

Liv Ullmann se casó y divorció dos veces. Su primer matrimonio fue con el psiquiatra Hans Jacob Stang. En los años 80 se casó con Donald Saunders, de quien se divorció en 1995, pero siguieron viviendo juntos hasta 2001. Tiene una hija, Linn Ullmann, con Ingmar Bergman, según su autobiografía (Changing, 1977)[1].

 

[1] http://es.wikipedia.org/wiki/Liv_Ullmann

Anuncios

Solidaridad

133 top

Una mujer muy vieja en un campamento de refugiados en África tiene en el regazo un montoncito de nueces secas. Me siento a su lado y la miro mientras alimenta de su propia ración a un niño muy pequeño. Me mira, y sin decir palabra pela una nuez y me la pone en la boca.

Liv Ullmann
No. 133, Abril-diciembre 1996
Tomo XXVIII – Año XXXII
Pág. 119

Rebelión

133 top

Que un hombre escriba un cuento y compruebe que éste se desarrolla contra sus intenciones, que los personajes no obren como él quería, que ocurran hechos no previstos por él y que se acerque una catástrofe que él trate en vano de eludir. Ese cuento podría prefigurar su propio destino y uno de los personajes es él.

Hawthorne
No. 133, Abril-diciembre 1996
Tomo XXVIII – Año XXXII
Pág. 113

Apuro

133 top

Ocurrió durante una fiesta. El correo acababa de llegar. La anfitriona le dio una carta y reconoció la letra de su amante. La abrió y comenzó a leerla. Súbitamente se dio cuenta de que su marido estaba detrás de ella y leía también la carta por encima de su hombro. Siguió leyendo hasta el final y la tendió para la anfitriona.

—Parece muy enamorado —dijo—, pero si estuviese en su lugar no le permitiría que me escribiese en esta forma.

W. Somerset Maugham
No. 133, Abril-diciembre 1996
Tomo XXVIII – Año XXXII
Pág. 111

El tiempo

133 top

Lo que a mí me parece mal en los periódicos es que soliciten todos los días nuestra atención para cosas insignificantes, mientras que los libros que contienen cosas esenciales no los leemos más que tres o cuatro veces en toda nuestra vida.

Proust
No. 133, Abril-diciembre 1996
Tomo XXVIII – Año XXXII
Pág. 109

Honradez

133 top

Según el informe del doctor Tautains, los caníbales bobos del Sudán occidental matan a los enfermos graves y se los comen antes de que hayan adelgazado demasiado. Tautains llegó a ser conocido como el hombre que confió su mujer a un amigo cuando tuvo que viajar. A su regreso, su mujer había desaparecido. El amigo le informó que se había enfermado y adelgazó visiblemente. Por lo tanto, la mató con rapidez para alcanzar un precio aún razonable en el mercado… en interés del esposo. La suma de 60 mil conchas kauri fue rápidamente pagada al esposo por el amigo.

Theo Lobsack
No. 133, Abril-diciembre 1996
Tomo XXVIII – Año XXXII
Pág. 106