Solidaridad

133 top

Una mujer muy vieja en un campamento de refugiados en África tiene en el regazo un montoncito de nueces secas. Me siento a su lado y la miro mientras alimenta de su propia ración a un niño muy pequeño. Me mira, y sin decir palabra pela una nuez y me la pone en la boca.

Liv Ullmann
No. 133, Abril-diciembre 1996
Tomo XXVIII – Año XXXII
Pág. 119

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s