Inseguridad

A mitad de una tarde pacífica, resuena intempestivamente la alarma de un automóvil. Nadie se mueve, nadie dice nada. De repente, el sonido se aleja con rapidez.

Martha Elba de Lara C.
Número 136 – 137, julio-diciembre 1997
Tomo XXIX – Año XXXIII
Pág. 59

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s