El cuento, revista de Imaginación – Biblioteca digital

cuento1_copia

Para ir a “El cuento, revista de Imaginación – Biblioteca digita”l, dé click en la imagen.

Este es el mejor homenaje que pueden hacerle a Edmundo Valadés. Gracias a la generosidad de García y Valadés editores, propietarios de los derechos de la revista El Cuento, revista de imaginación ahora tenemos la colección completa de la revista en versión digital, accesible a todo el mundo gratuitamente.

Gracias a nombre de todos los interesados sobre el cuento, la minificción, la ilustración y la literatura en general. 

juan_voutssas

El Doctor Juan Voutssás, especializado en Bibliotecología y estudios de la información, egresado de la FFyL de la UNAM, experto en bibliotecas y publicaciones digitales nos da noticia y justificación.

 

Juan Voutssás. Enero 2015

La digitalización de la colección completa de El cuento es un magnífico ejemplo del uso de la tecnología moderna para el rescate y difusión de las publicaciones que conforman el patrimonio cultural de nuestro país. La revista El cuento abarcó seis décadas, desde 1939 hasta 1999, con algunas interrupciones, convirtiéndose en una parte muy significativa de la historia editorial mexicana. Por su misma extensión en el tiempo y su naturaleza de publicación periódica en fascículos, es prácticamente imposible que en la actualidad alguien posea una colección completa de toda la obra, con alguna eventual excepción perdida en alguna biblioteca que confirme la regla. Por lo mismo, esta magnífica colección se hallaba inaccesible para el público y era imposible verla en forma integral, sistemática y ordenada. Su impresión en papel económico y por lo mismo quebradizo –como muchas otras de su época en todo el mundo– la condena a su desaparición total en unos cuantos años más.

Innumerables autores famosos formaron en su momento parte de El cuento en su versión impresa. Varios obtuvieron antes o después un premio Nobel: Octavio Paz, Gabriel García Márquez, Anatole France, Rudyard Kipling, Selma Lagerlöf, Rabindranath Tagore, Jacinto Benavente, Thomas Mann, Pär Lagerkvist, Aleksandr Solyenitsyn, Heinrich Böll, Elías Canetti, por nombrar algunos. Otros más, formidables plumas de las letras en Español provenientes de casi todos los países de América Latina, como Juan Rulfo, Julio Cortázar, Jorge Luis Borges, Augusto Monterroso o José de la Colina. Clásicos de la literatura universal como Oscar Wilde, Robert Louis Stevenson, Ray Bradbury, Isaac Asimov, Mark Twain, Homero y Ovidio. Entonces jóvenes plumas que después se volverían famosas, como Tomás Mojarro o Manú Dornbierer. Muchos cuentistas desconocidos no por ello menos talentosos. Cuentistas espontáneos salidos del permanente concurso de la revista. Y por supuesto, la pluma siempre dinámica de Edmundo Valadés, el gran impulsor y defensor del género del cuento y la minificción.

Empero, esta versión no se trata del rescate de “letras muertas”. Un gran número de personas sigue hoy en día interesada en la revista, ya que marcó sin duda todo un hito en la literatura en su género en castellano. Estudiosos del tema, historiadores, literatos, académicos y en general amantes de los cuentos la siguen buscando, pues sigue siendo material de interés para muchos tipos de personas.

Hasta ahora, ellos se enfrentaban al problema de encontrar solo fragmentos de los cuentos y los fascículos, o simples referencias a los mismos, y en el mejor de los casos algunas transcripciones modernas de aquellos cuentos, con las subsecuentes frustraciones de la búsqueda y recuperación fallida, parcial o no original del material requerido. Eventualmente se podía hallar una parte, pero nunca el todo. La versión digitalizada de El cuento ofrece a todos los interesados en el tema y en la revista una versión totalmente completa, página a página, de portada a portada, de todos y cada uno de los 150 números de la revista –cinco de la primera época y ciento cuarenta y cinco de la segunda– digitalizados de los originales tal cual aparecieron en su momento. Por lo mismo, el lector puede apreciar, además de los cuentos en sí, la tipografía de cada época, el diseño gráfico, las ilustraciones y viñetas que acompañaron a los cuentos, las crónicas y noticias de aquellos momentos, las páginas editoriales de la revista y hasta la publicidad de su tiempo, haciendo de esta colección una copia tan fiel del original como permite la tecnología de digitalización contemporánea. Prácticamente lo único que falta es la textura y el olor del papel viejo.

Además, y gracias a la tecnología moderna, la biblioteca está sistematizada y puede ser buscada y recuperada de manera lógica y ordenada; el lector puede hacer búsquedas por autores, títulos o sumarios, a fin de encontrar de forma integral la participación de determinadas personas a la revista o cada una de sus correspondientes obras. Cuando se encontró el dato en la revista, se incluyó además el nombre de ilustradores y viñetistas, lo cual constituye un valor agregado más a esta versión electrónica. El lector puede inclusive “hojear” fascículos completos, de principio a fin, con el propósito de recrear la lectura de cada número tal como se veía originalmente. Gracias a la red mundial la colección está accesible universalmente de forma electrónica vía un sitio web. Y lo mejor de todo –como buen rescate biblográfico histórico– accesible a todos de manera gratuita.

En estos tiempos donde mucho del patrimonio cultural de los países está en riesgo debido a problemas de preservación inherentes a sus características y materiales, el rescate digital de El cuento es un resultado sumamente grato y satisfactorio, que sin duda asegurará el contenido de esta publicación y lo hará accesible a esta y a futuras generaciones, para deleite de los que estudian y/o gustan del género del cuento y la minificción.

_rmm5918a

Agustín Monsreal: Para ir a su ficha bibliográfica, textos y artículos en el blog “Minificciones de El Cuento, revista de imaginación”

TODOS LOS CUENTOS EL CUENTO por Agustín Monsreal

La comunidad cuentística internacional está de plácemes. Por un lado, se celebra en este 2015 el centenario del nacimiento del escritor Edmundo Valadés, y por el otro se abren las puertas a una noticia magnífica: El Cuento Revista de Imaginación, que nunca se ha ido, está de regreso.

A través del tiempo y a lo largo y ancho de todos los países de habla hispana y de no pocos del planeta entero, los miles y miles de lectores que le han seguido los pasos y nunca han perdido de vista la extraordinaria versatilidad, la asombrosa fascinación de sus páginas, la han mantenido viva, vigente, fresca y seductora como tarde acabadita de bañar por la lluvia, y la han rodeado de una magia tan limpia y fervorosa que muchos que sólo han oído hablar de ella la anhelan como a un sueño amorosamente cultivado.

Pocos destinos editoriales han sido tan pesarosos y a la vez tan afortunados como el de esta revista de valores indudablemente universales. La cuentística del mundo está representada, con largueza y autenticidad impagables, en cada uno de sus contenidos. Así lo confirma, de manera permanente, la sensibilidad de sus incontables lectores que se han ido multiplicando notoriamente de generación en generación, manteniendo en alto la admiración inclaudicable, el tributo incondicional que se le rinde con merecida prodigalidad. Aquí y allá sus seguidores asiduos atesoran cada número de El Cuento Revista de Imaginación como joya invaluable, y los que la descubren y tienen ante sus ojos por primera vez, la hacen suya con una suerte de noble excitación sólo comparable a la de una novedad nupcial.

En 1939 nació y tuvo una vida breve, aunque luminosa y significativa, pues los cinco únicos números que integran esa primera época conforman una breve, codiciada y ya mítica antología dentro del campo literario del género del cuento; en 1964 vio por segunda vez la luz del mundo y prolongó su estancia en él durante siete lustros, fijando un precedente que hasta nuestros días no ha sido posible igualar.

Numerosas fueron las voluntades que se conjuntaron, grandes los entusiasmos y las simpatías, los estímulos variados y sinceros, los impulsos y apoyos afectivos, económicos, morales, políticos, que cobijaron su nacimiento y su permanencia extendida a lo largo de tantos años, la solidaridad determinante de muchísimos amigos y colaboradores y por supuesto, del beneplácito y el visto bueno invariablemente creciente y la exaltación encantada de los ávidos lectores que aumentaban de modo considerable con la aparición -en no pocas ocasiones difícil y azarosa- de cada nuevo número, pero es indiscutible que El Cuento Revista de Imaginación creció y alcanzó la estatura sin fronteras que todos conocemos debido fundamentalmente al esfuerzo y la tenacidad indeclinables de quien fuera su constructor e impulsor definitivo, el más estricto, su figura estelar: Edmundo Valadés, cuyo nombre y contribución profesional siguen siendo modelo a seguir, faro para llegar al puerto deseado, especialmente para quienes en un momento determinado tuvimos la fortuna de participar en la confección de la revista: escritores, ilustradores, pintores, dibujantes, diseñadores, cada uno con su capacidad creativa puesta al servicio de un solo propósito, una misma profesión de fe: sacar adelante a El Cuento Revista de Imaginación. Hoy, a los justos, muy merecidos y abundantes festejos que se llevaron a cabo en 2014 por los 75 años de la primera aparición y los 50 del segundo amanecer heroico de nuestra revista -nuestra por lo mucho que la amamos, por lo tanto que le debemos-, se suma la indispensable celebración de los 100 años de que Edmundo Valadés viera por primera vez la luz del mundo y GV Editores, a modo de reconocimiento a la poderosa y placentera monumentalidad de esta publicación singular en el ámbito internacional del género del cuento, la hace de nuevo presente, ahora con los deslumbrantes recursos de la tecnología moderna, bajo el nombre de El Cuento Revista de Imaginación Biblioteca Digital.

Este nuevo y preciso impulso de divulgación del infinito quehacer cuentístico ha sido creado, promovido y realizado por García y Valadés Editores con el propósito de continuar vigente el incanjeable sueño valadesiano de congregar y difundir cuentos para todos los gustos, para todas las pretensiones, cuentos de las más diversas procedencias, de las épocas más diversas, así como el compromiso de mantener abiertas las puertas de lo posible y lo realizable para El Cuento Revista de Imaginación, convirtiendo los desafíos en realidades.

En su totalidad, El Cuento Revista de Imaginación Biblioteca Digital reúne los contenidos absolutos de los 145 números publicados en sus dos primeras etapas y este hecho la convierte en la obra más significativa que existe en el vasto continente de la creación cuentística mundial. No se trata, pues, de una selección, de una antología de los mejores cuentos de todos los tiempos o de los cuentistas más destacados o más representativos del género, es la reproducción puntual de todos, de cada uno de los números publicados: es el inventario fiel, la obra completa que recoge  más de 2200 cuentos de prácticamente todas las tendencias narrativas del orbe: el cuento tradicional y el de vanguardia, el costumbrista y el que refleja las audacias de la modernidad, el cosmopolita, el anecdótico y el intimista, el del dilema a flor de labio y el del conflicto encerrado bajo la piel, los hallazgos estructurales combinados con los itinerarios más reconocidos y convencionales, en cualquier caso traspasa barreras y expone en todo momento la esencia de la condición humana mediante el vasto fenómeno cuentístico: testimonios, formas de vida con hondas raíces universales, la más amplia diversidad arquitectónica, estilística y temática en las voces escritas de más de 1600 autores tanto clásicos como contemporáneos de distintas nacionalidades, preferentemente mexicanos, latinoamericanos, norteamericanos, aunque también están representados los de lugares tan remotos o desconocidos en sus expresiones literarias como Lituania, Rumania, Bulgaria, Mongolia, Birmania, Ganha, Vietnam, Pakistán, Bangladesh y Barbados, entre otros. Asimismo, recoge los cuentos premiados en concursos internacionales como el “Juan Rulfo” de París y el Latinoamericano de Puebla que lleva el nombre de Edmundo Valadés. Miles de ilustraciones. En su Caja de sorpresas suma un promedio de 1500 ejemplos de lo que en nuestros días se conoce familiarmente como minificción o cuento mínimo, expresión de malicia y destreza imaginativa que gracias a El Cuento Revista de Imaginación adquirió notable relevancia y puede decirse que esta presencia permanente a lo largo de muchos años ayudó, de manera clara e inobjetable, no sólo a que la ficción breve obtuviese pronta y lealmente carta de naturalización como género literario sino que se convirtiera en objeto de auténtica veneración y de práctica feliz y cotidiana entre escritores de diferentes latitudes y varias generaciones. De igual modo se hallan aproximadamente 1000 fichas bibliográficas de autores, así como un acervo extraordinario de reseñas de libros; en lo que respecta a las estrategias formales, sus abundantes editoriales de teoría sobre el género resultan un compendio de la constante renovación, las metamorfosis que se dan en las estructuras, los contenidos y las figuras del cuento; pieza fundamental de la revista fue el diálogo con los lectores, que también recoge El Cuento Revista de Imaginación Biblioteca Digital: el inventario de más de 5000 entregas y respuestas de la sección de Cartas y Envíos, quizá el taller literario por correspondencia más entrañable en la historia de la literatura.

Hoy más que nunca se hace evidente la magnitud y la importancia inmedible de El Cuento Revista de Imaginación Biblioteca Digital, que con un espontáneo guiño de seducción convoca a la lectura a los conocedores del género y a quienes se asoman a él por primera vez y nos invita, como lo hizo desde sus primeras páginas, al conocimiento, a la nostalgia, al deleite moroso y amoroso que proporciona el universo sensible del género del cuento:

“Adéntrese en el mundo de la imaginación.

”Viva la fantasía de la literatura moderna a través de las páginas de la revista El Cuento.

”El Cuento le ofrece la más fascinante selección de cuentos cortos, escritos por famosos autores de todo el mundo con las más variadas y sorprendentes historias.”

Creo, sin la menor duda, que la publicación de la obra completa de El Cuento en este nuevo formato es el mejor homenaje que se puede rendir tanto a Edmundo Valadés como al género narrativo al que dedicó su pasión más grande, la que le dio un sentido absoluto a toda su vida. De la misma forma creo que este fuego nuevo, la propuesta de El Cuento Revista de Imaginación Biblioteca Digital es una joya invaluable que con legítimo y sobrado derecho podemos considerar un bien literario imperecedero y un legado cultural para la humanidad.

Anuncios

4 Respuestas a “El cuento, revista de Imaginación – Biblioteca digital

  1. Es un placer y un honor para mi, Esther Vázquez-Ramos participar en este proyecto editorial con mis mínusculos cuentos. los saludo y les deseo éxito y sigan adelande.

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s