Jauja


Ferécrates (A. c. 438) describe una Jauja que parece estar bajo tierra. Entre los muchos manjares con los que la gente se agasaja ahí hay “tordos asados, preparados como fiambre”, que “volaban alrededor de nuestras bocas rogándonos que los comiéramos”.

Howard Rollin Patch
No. 29, Abril 1968
Tomo V – Año IV
Pág. 378

Periódico duro


Es un diario normal que pesa una vez y media lo que pesa el lector, que no se descompagina y no se dobla sino que pliega en dos o cuatro al sujeto que lo lee.

Es tan pesado que los empleados no podrán llevarlo a la oficina para hacer palomas.

Una vez leído el único bloque, el lector se dobla en dos, luego en cuatro, se introduce en un hueco que el periódico tiene detrás y se duerme con la sensación de estar protegido de las noticias terroríficas que termina de leer.

Los combates por la prensa, en lugar de hacerse con tinta, se harán directamente a diariazos.

Alexandro Jodorowsky
No. 29, Abril 1968
Tomo V – Año IV
Pág. 377

Diálogo entre un optimista y un pesimista


A. —Bonito día.

B. —Demasiado calor.

A. —Sí, Demasiado calor.

B. —No repita lo que yo digo.

A. —Demasiado frío.

B. —No me contradiga.

A. —Es por ayudarlo.

B. —No tengo necesidad de ayuda.

A. —No lo ayudo.

B. —¿Acaso yo no merezco ayuda?.

A. —Sí, pero usted no quiere que lo ayude.

B. —¿Qué le importa si quiero o no quiero?.

A. —¿En qué puedo ayudarlo?.

B. —En nada.

Alexandro Jodorowsky
No. 29, Abril 1968
Tomo V – Año IV
Pág. 375

Ocho ahorcados


Viernes 22 de diciembre, se hizo justicia de ocho hombres salteadores, que a los siete hicieron cuartos y los repartieron por las calzadas; y, asimismo, azotaron a siete hombres mulatos, indios y españoles, por cómplices, y a una morisca por encubridora: y condenados a obrajes y otros a galeras, todos los más eran naturales de esta ciudad, todos eran cómplices con los demás que se han ahorcado este año; estuvieron en la horca veinticuatro horas, como lo ordena la ley, y velaron los cuerpos toda la justicia.

Diario de D. Gregorio de Guijo. Año de 1656
No. 29, Abril 1968
Tomo V – Año IV
Pág. 373