El sistema

El pez de ornato giraba caviloso en su esfera líquida.
Había entrevisto otros mundos, luces, paz y amor y sintió rebeldía.
Firmemente arremetió contra la frágil cáscara de cristal.

¡Qué sensación magnífica romper el sistema!, el agua derramada, el cuerpo desplazándose en duros coletazos sobre la mesa…

Su cuerpo descolorido fue enterrado con sencillez previsora en el bote de los desprecios.

Alfonso Malo Saldaña
No. 49, Octubre-Noviembre 1971
Tomo VIII – Año VIII
Pág. 411

Anuncios