Cónclave

26 top

También la muerte de Lutero fue puesta bajo el signo de Satanás. Thyraeus, Daemon, l 8, 11, refiere que, cuando Lutero murió, todos los endemoniados que se encontraban en la ciudad de Gheel (Ducado de Brabante) fueron momentáneamente liberados. El día siguiente a las exequias, un exorcista preguntó a los demonios adonde habían ido en el interín, y ellos contestaron que por orden de su jefe se trasladaron para asistir a los funerales del hereje. El propio servidor de Lutero declaró que, habiendo sacado la cabeza por la ventana para tomar aire, había visto muchos espíritus de horrible aspecto bailar y revolotear sobre el sitio de su muerte.

Giuseppe Faggin
No. 26, Septiembre – Octubre 1967
Tomo V – Año IV
Pág. 66

Anuncios

Giussepe Faggin

Giuseppe Faggin

Guiseppe Faggin

Faggin nació en Vicenza Island en 1906. En 1930, se graduó en derecho en Padua, Universidad en la que fue profesor de historia y filosofía desde 1951, actividad que llevó paralelamente a su investigación científica. Él enseñó en 1930 en la Escuela Superior de Bassano del Grappa, en el año 1933 en la escuela secundaria, “Pagano” en Campobasso, donde estaba la silla que estaba en manos de Giovanni Gentile, a continuación, 1735-94 fue profesor en el liceo Pigafetta de Vicenza. Miembro de varias instituciones académicas, recibió premios y reconocimientos nacionales e internacionales. La actividad del becario se extiende también a la historia de la mística, el ocultismo, el arte y la poesía. Su rica bibliografía: Poesía:  “Las canciones del misterio”, los libros de arte de historia dedicadas a Van Gogh, Bruegel y Van Eyck; esas ocultas “Las brujas” y “sapo diabólico”, el volumen en la mística “M. Eckhart y la mística alemana protestante “en relación con el pensamiento filosófico:” Schopenhauer, el místico sin Dios “,” El idealismo clásico y la civilización moderna “,” La espiritualidad medieval y moderna “,” ¿Por qué filosofar “,” En busca de ‘? humana “. También fue el autor de 40 ensayos y antologías, obras didácticas y su “Historia de la Filosofía para las escuelas secundarias.” El trabajo es un reto “Plotino, los Enneads” (con el texto griego al lado).

Murió el 23 de septiembre de 1995[1].

 

[1] http://www.editriceveneta.com/vedi_millennium/index.php?bookID=613

Previsoras

26 top

Las discordias sociales repercuten hasta en el Sabbat, donde a veces las brujas pobres no quieren en absoluto provocar el granizo por miedo a morir de hambre y deben recurrir a las decisiones de Satanás contra el deseo de las ricas que participan en el conventrículo y quieren gozarse con tal espectáculo.

Giuseppe Faggin
No. 26, Septiembre – Octubre 1967
Tomo V – Año IV
Pág. 44

Legítimo

27 top

Refiere Tommaso Bartolino, De luce hominis et brutorum, 1669, p. 396, que en Francia algunos jurisconsultos no dudaron en declarar legítimo al hijo de una dama noble, aunque traído durante la ausencia del marido, en cuanto consideraron su concepción como efecto de la extraordinaria imaginación e intenso deseo que ella tuvo de juntarse con su cónyuge.

Giuseppe Faggin
No. 27, Diciembre 1967
Tomo V – Año IV
Pág. 228

Licantropía

1  top
“… de 1603 es otro aún más ruidoso proceso contra Jean Grenier, un alucinado aldeanito de trece años, quien a los espantados compañeros de juego contaba que tenía la facultad de convertirse en lobo cuando lo deseaba, y entonces hería con sus colmillos y devoraba niños y niñas: repite a los jueces las mismas cosas, agregando que un misterioso ‘señor del bosque’ le entregaba regularmente una piel de lobo, ordenándole que se la pusiera y corriera con ella por la floresta. Los jueces, teniendo en cuenta su edad, fueron clementes con él: le condenaron a permanecer encerrado por toda la vida en un convento de Bordeaux, donde, nos asevera de Lancre, murió siete años después como buen cristiano.”

Giuseppe Faggin, en “Las brujas”
No. 1, Mayo 1964
Tomo I – Año I
Pág. 81

Seudónimos infernales

12 top

Muy frecuentemente, el Diablo lleva un nombre íntimo, confidencial; “para no causar espanto y horror a sus secuaces”, nos advierte Bouguet: Se hace llamar Lizabet, por la bruja Antide Colas; Moyset por Pierre Burgot; Guillermin, por Michel Udon; Goulu y Fremy, por Claude Jambel, Cuisenier, por Claudine Rollet; se hace llamar Joli, Vert – Joli , Joli – bois, Abrahel, Sautenoisson, Verdelet, “pequeño maestro”; por las brujas italianas es llamado habitualmente con el nombre de Martinetto o Martinello; y Lodovico lo llama la bruja de que nos haba Gianfrancesco Pico della Mirandola.

Giuseppe Faggin
No. 12, Mayo – 1965
Tomo II – Año I
Pág. 360

Sabbat

11 top

El Sabbat se concluye con una manifestación de poder: las brujas se reúnen aquí y allá en pequeños grupos, cavan en la tierra hoyos, vuelcan dentro de ellos un poco de agua y, metiendo un dedo y pronunciando incomprensibles fórmulas, la agitan con violencia; en ese mismo instante el cielo se oscurece, se espesan las nubes y desencadenan un furioso granizo, que aniquila toda la cosecha. En vano se eleva entonces, en el silencio de la noche, la voz de las campañas benditas para poner en fuga al enemigo y apaciguar los elementos… Entretanto, de algún grupo una bruja se levanta por el aire y desparrama sobre los campos un pequeñísimo polvo, que el Diablo le ha dado durante el conventrículo: luego de algunos días aquella campiña será invadida por un ejército de orugas o de langostas, o de ratas, que en muy breve tiempo devorará los retoños, roerá las tiernas plantas y hará un desierto.

Giuseppe Faggin
No. 11, Abril 1965
Tomo II – Año I
Pág. 290

Satanás y el fisco

11 top

A Satanás se recurre para tener el dinero que el fisco exige: en 1582 es condenada a la hoguera en París, como bruja, una tal Gantiére, quien, según sus confesiones, “había recibido ocho sueldos del diablo para pagar su impuesto y luego no los encontró dentro de su pañuelo”.

Giuseppe Faggin
No. 11, Abril 1965
Tomo II – Año I
Pág. 274

Demonología matemática

2 top

No faltaron los demonólogos que creyeron poder hacer el cómputo de los diablos existentes. Según Wier, los diablos son 7.409,127, subordinados a 72 príncipes —cálculo que a De Lancre, Tableau de L´inconstance des Mauvais Anges, muy hostil a Wier, le parece que “no puede apoyarse en otra razón que sobre la revelación de Satanás mismo”—. El desconocido autor —tal vez Fromentau— de Le cabinet du Roy, publicado en 1581, da la cifra de 7. 405,920, que resultaría del gran número pitagórico 1234321 multiplicado por 6. Según otros existen 6 legiones de demonios, cada legión comprende 66 cohortes, cada cohorte 666 compañías, cada compañía 6,666 diablos: en total, una desmesurada caterva de 1, 758.640,176.

Giuseppe Faggin, Las brujas
No. 02, Junio 1964
Tomo I – Año I
Pág. 36