Harold Kremer

Harold Kremer (Colombia, 1955).

La creación de la Revista Ekuóreo fue para Harold Kremer el inicio de una intensa actividad literaria dedicada a la escritura e investigación del cuento como género. En 1980, junto a su compañero, Guillermo Bustamante publicó Ekuóreo, revista dedicada al minicuento latinoamericano; de manera inesperada el proyecto se convirtió en la  publicación más seria y completa de la microficción en Colombia. Lo que en apariencia era una revista universitaria más, trascendió hasta ser una fuente de consulta obligatoria para quienes deseaban conocer sobre el tema. Esto marcaría profundamente el trasegar literario del bugueño, que a pesar de tener una pasión desde niño por reescribir su historia, tuvo que trabajar algún tiempo para culminar su primer relato La noche más larga.

El minicuento colombiano encuentra en Harold Kremer -sin temor a equivocarnos- a su mayor exponente; no sólo por su manejo en las técnicas narrativas, elemento que constituye una de sus grandes obsesiones y experticia, también por lo polifacético de sus temáticas: lo urbano, lo fantástico, lo onírico, la guerra y una intensa exploración por las pasiones humanas. El minicuento es el campo de trabajo por excelencia donde sus herramientas fundamentales son la precisión y la economía del lenguaje, esta fijación por las formas no limita su escritura, por el contrario su literatura es un rico resultado de un arduo trabajo con la palabra, frente a esto el escritor nos dice:

“El minicuento es cercano al cuento y la poesía.  Del  primero toma la brevedad, la tensión, la armonía y la dedicación a un solo asunto o tema. Esta brevedad, que implica necesariamente la totalidad de una forma narrativa del relato, en la que también está presente un lenguaje preciso, sin ripios, es llamada modernamente minimalismo y consiste en que el minicuento debe ser capaz de expresar, a través de lo mínimo, la infinita complejidad del ser humano.”

Harold Kremer ha publicado desde el 2004 cuatro libros de cuentos. Su carrera literaria ha sido premiada en diversas oportunidades con reconocimientos nacionales y también siendo compilado en diversas antologías de cuento. Sus relatos aparecen en importantes revistas culturales y su investigación es consultada por los estudiosos de la microficción. El escritor ha incursionado en la crónica dirigiendo varios talleres de escritura en las universidades ICESI y LIbre de los que han resultado tres libros donde Harold aparece como director y compilador.

Los universos construidos por el escritor bugueño son una provocación para el lector, su cuentística es todavía un campo inexplorado donde el otro puede encontrarse personificado en las breves líneas que componen sus relatos:

“El minicuento, para acercarse a su naturaleza minimalista, debe apoyarse en elementos implícitos, más que explícitos, para disparar evocaciones e imágenes comunes a todos los seres humanos. Es decir: el lector es obligado a participar en la construcción de la historia utilizando, muchas veces, sus propias vivencias.”

La profusa obra de Harold es materia en constante construcción, las palabras toman un sentido a partir de esa precisión con la pluma, un cuento es una historia donde todas sus partes concatenadas perfectamente hacen que se mueva y funcione y esto lo maneja Kremer con maestría.[1]

En 1985 publicó el libro La noche más larga, ganador del Premio Nacional de libro de cuentos de la universidad de Medellín. En 1989 apareció su libro de cuentos Rumor de mar. Ha sido ganador de varios concursos en Colombia. Ha publicado algunas antologías de cuento, entre ellas la Selección del cuento colombiano (Cali, 1981); Antología del cuento vallecaucano (Cali, 1992); Antología del cuento corto colombiano (Coautor, Cali, 1994); Los minicuentos de Ekuóreo (Coautor, Cali. 2003); Colección de Cuentos Colombianos (Cali. 2002) y el libro Segunda antología del cuento corto colombiano (Coautor, Bogotá. 2007).

Ha sido incluido en varias antologías, entre ellas, La horrible noche (Relatos de violencia y guerra en Colombia, Bogotá, 2001), en el libro Und Träumten Vom Leben –Erzählungen Aus Kolumbien– (Alemania, 2001), en el libro Dos veces bueno, 3 (Buenos Aires, 2002), en La Minificciónen Colombia (Bogotá, 2002), en el libro Cuentos de fantasmas (Bogotá, 2003), en el libro Hören Wie die Hennen Kräen (Alemania, 2003), en Cuentos sin cuenta (Cali, 2003), en el libro Un siglo de erotismo en el cuento colombiano (Medellín, 2004), en el libro Narradores sin frontera (27 cuentistas hispanoamericanos en Norteamérica, Cali, 2004), en el libro Ciempiés, los microrrelatos de Quimera (Barcelona, 2005), en el libro Cuentos y relatos de la literatura colombiana (Bogotá, 2005) y en el libro Microrelatos en el mundo hispanoparlante (Argentina, 2006). En el año 2005 se publicó el libro Una botella de ron pa´l Flaco (crónicas caleñas de estudiantes del Taller de crónica que dirige en la universidad Icesi, Cali). Luego apareció Sueños derribados (crónicas de Salud Pública escritos por estudiantes de Medicina dela Universidad Libre-Calien el Taller de Crónica que dirige. Julio de 2008). Se publicó, también, el libro El cinturón de fuego (crónicas caleñas de estudiantes del Taller de crónica que dirige en la universidad Icesi, Cali. Octubre de 2008).

En el año 2004 publicó el libro de cuentos El enano más fuerte del mundo y el libro de minicuentos El combate. En el 2005 publicó el libro de cuentos El prisionero de papá. Es fundador de la Red Nacional de Talleres (Renata) de creación literaria del Ministerio de Cultura de Colombia.[2]

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s