Carrera de caballos

105-106 top
En la corte del príncipe de Tchi eran muy apreciados los concursos hípicos. Cada apostador competía con tres caballos de categorías distintas contra tres de su contrincante, en tres carreras. Resultaba ganador quien ganaba más carreras.

Cierto día el príncipe apostó mil piezas de oro contra los caballos de Tien Chi, pero éste dudó aceptarla, hasta que su asesor, Sun Pin, lo convenció de participar asegurándole que lo haría ganar y salvar su honor.

El día de las carreras Sun Pin dispuso el orden en que debían salir los caballos de Tien Chi. La primera carrera fue ganada por el príncipe, pero las otras dos por Tien Chi.

Tien Chi, contento, por su triunfo le preguntó a Sun Pin cómo lo había logrado, y éste respondió: “Fue muy difícil. Mientras que en la primera carrera, como es la costumbre, el príncipe puso a su mejor caballo, yo pude al peor de los tuyos. En la siguiente carrera, como es costumbre, el príncipe puso su caballo de segunda categoría; y yo al de primera. Y en la última él puso al de tercera categoría; y yo al de segunda. Eso es todo”.

Sun Pin
No. 105-106, Enero-Junio 1988
Tomo XVII – Año XXIII
Pág. 61

Anuncios