Guerra interna

Chuang Tzu quiso escribir un poema y no pudo. Sus manos ya no estaban. Miró hacia abajo buscándolas y horrorizado alcanzó a maldecir antes de que su cabeza desapareciera.

Alejandro Zúñiga
No. 142, Enero-Marzo- 1999
Tomo XXX – Año XXXV
Pág. 70

Anuncios

Guerra

Chang Tzu presencia  a las afueras del palacio la lucha entre dos serpientes reales. Inmunes al veneno los reptiles clavan los colmillos por todo el cuerpo del adversario, hasta que rabiosos se toman por la cola y se van comiendo rápidamente hasta desaparecer.

Alejandro Zúñiga
No. 142, Enero-Marzo- 1999
Tomo XXX – Año XXXV
Pág. 54