Filtro de amor

59 top

Para hacerse uno querer, hay que tomar, a saber: el corazón de una paloma, el hígado de un gorrión, las entrañas de una golondrina, el riñón de una liebre y reducirlo todo a un polvo impalpable. Luego, la persona que combina el filtro añadirá una parte igual de su propia sangre, desecada y reducida a polvo en igual forma. Si la persona a quien se desea enamorar es inducida a ingerir este polvo en una dosis de dos o tres dracmas, un éxito maravilloso se obtendrá.

Pierre Mora en Zekerboni
No. 59, Junio-Julio 1973
Tomo X – Año IX
Pág. 749

Anuncios