Old inn

61 top

Pido una cerveza. El camarero, muy cumplido, me trae agua sucia. Pido un arenque (para que no se ofenda el camarero por una reclamación). Acto seguido, el camarero me trae una medusa: entonces me ofendo yo, y le exijo que venga el jefe. El camarero se va, volviendo inmediatamente con una chistera. “Soy el jefe”, me dice. “Con la chistera puesta, soy el jefe. ¿Usted qué desea?” “Una cerveza”, le digo. Pero él me contesta: “No se trata de ninguna cerveza” “Un arenque”, le digo: “Tampoco se trata de arenques. Este no es ningún restaurante. Es un burdel. El más hermoso burdel de toda la plaza. Nuestra especialidad: jovencitas inteligentes de gran experiencia: rubias para los negros, morenas para los rubios. ¿Le gustaría una morena?” No tengo valor para negarme. Le indico que sí con la cabeza. El jefe se va. Y vuelve sin chistera, con un sombrero de plumas. Se sienta a mi lado, intima conmigo produciendo una risa confianzuda. “Soy Dorita”, me dice.

Hans Jurgen Heise
No. 61, Octubre-Noviembre 1973
Tomo X – Año X
Pág. 187

Anuncios

Hans Jurgen Heise

Hans Jurgen Heise

Hans Jurgen Heise

Escritor alemán, nacido en Bublitz (Pomerania) en 1930.

En 1950 huyó a la parte occidental de Berlín. Desde 1958 trabaja como Director del Archivo del Instituto de Economía Mundial de Kiel, a la vez que traduce textos líricos del español y del inglés. En los años setenta comenzó la oleada de premios que ha reconocido su trayectoria literaria, que se vio confirmada en 1993 y 1994, cuando recibió el Premio a la Cultura de Pomerania y en el Premio Andreas Gryphius, respectivamente.

A través de los textos de A. Rimbaud y F. García Lorca encontró el camino hacia su propia forma de hacer poesía. Su obra está marcada por la tensión existente entre la naturaleza interior y exterior. Su primer poemario, Vorboten einer neuen Steppe (Precursores de una nueva estepa, 1961) trata de forma irónica determinados problemas ecológicos. Un carácter más simbolista es el que presentan obras posteriores como Worte aus der Zentrifuge (Palabras desde la centrifugadora, 1966). Besitzungen im Untersee (Propiedades en el fondo del mar, 1973), o Vom Landurlaub zurück (De vuelta de las vacaciones en el campo, 1975).

Gracias a sus conocimientos de poesía española y latinoamericana, Heise ha dotado a la lírica de la naturaleza de nuevos tonos y contenidos. Otras colecciones de poemas son Wegloser Traum (Sueño sin camino, 1964), Beschlagener Rückspiegel (El espejo retrovisor empañado, 1965), Der Zug nach Gramenz (El tren a Gramenz, 1985) y Der Aufstand der Requisiten (La revuelta de los requisitos, 1992)[1].

Por los alrededores

61 top

“De noche me acuesto, sabe usted, y luego me paseo por los alrededores de mi casa”

“¿Usted querrá decir que primero se pasea, y luego se acuesta?”

“¿Por eso de la cronología? ¡Ni hablar! Hago exactamente lo que digo. Primero me meto en la cama, y luego doy una vuelta alrededor de mi casa. Empiezo por meter el hocico al aire, para ver si hay estrellas o nubes. Después viene la vueltecita. Tomo el viento. Me aseguro. Haciendo un gran esfuerzo, voy dando vueltas cada vez más largas, de acuerdo con un plan determinado. Tampoco podría decirse que busco una cosa concreta. Basta con la palabra: peligro, para demostrar lo que quiero. Aparto el ramaje, doy un rodeo a los arriates, a las trampas de tiro automático, a los lugares en que sospecho trampas de tiro automático. Dando vueltas cada vez más largas, poco a poco pierdo de vista a la ventana. Usted comprenderá lo que quiere decir esto: de repente, desaparece lo que pretendíamos salvar de una catástrofe espantosa”

“¿Y así es como consigue dormirse?”

“¿Dormirme? Mientras trataba de luchar con la penumbra, se me había extraviado la casa. Y ahora, la noche es más espesa que nunca”

Hans Jurgen Heise
No. 61, Octubre-Noviembre 1973
Tomo X – Año X
Pág. 163