La queja

Oh Dioses, me ofrecí por esposa del sultán para salvar a las mujeres del reino de morir decapitadas después de una noche con él, que cree que en la variedad está el gusto; y dediqué años de mi vida a hilar fabulosas historias que lo distraerían hasta que acabara por amarme a mí y a nuestros hijos, pero, oh Dioses ¿por qué no me dijeron que el sultán es sordo?

José Luis Zárate Herrera
No. 105-106, Enero-Junio 1988
Tomo XVII – Año XXIII
Pág. 95

Razones

—Deberé eliminarla —decidió el sultán en la noche 1002— a pesar de que es muy bella, pero es insoportable su cantilena diaria de “te cuento un cuento”, con esa manía suya de dejar pendientes las historias en lo más interesante. Además, lo peor: a últimas fechas se repite.

José Luis Zárate Herrera
No. 105-106, Enero-Junio 1988
Tomo XVII – Año XXIII
Pág. 54

José Luis Zárate Ortega

José Luis Zárate Herrera

José Luis Zárate Herrera

(Puebla, Puebla; 1966)

Es uno de los escritores mexicanos más reconocidos y respetados dentro del género de la ciencia ficción, aunque también ha desarrollado trabajos literarios de otros géneros. Su obra abarca ensayo, poesía y narrativa, y permite considerarlo parte de un movimiento renovador en la literatura mexicana de finales del siglo XX, que abandona el nacionalismo imperante hasta aquel momento y busca volverse más universal y cosmopolita.

Como entusiasta de la literatura fantástica en general ha trabajado en diversas oportunidades por la divulgación de esta clase de literatura en su estado natal y en su país, y es uno de los socios fundadores de la Asociación Mexicana de Ciencia Ficción y Fantasía y del Círculo Puebla de Ciencia Ficción y Divulgación Científica.

José Luis Zárate ha obtenido varios premios nacionales e internacionales, entre los que destacan el Premio Más Allá (1984), el Premio Kalpa (1992), el Premio MECyF (1998 y 2002) y el Premio UPC de ciencia ficción (2000).

Sus novelas de mayor renombre son Xanto, novelucha libre (1994), La ruta del hielo y la sal (1998) e Del cielo oscuro y del abismo (2001), que forman una trilogía, llamada por el autor “Las fases del mito”, sobre personajes icónicos de la cultura popular. En ellas el Santo (el luchador/superhéroe fílmico mexicano), el conde Drácula y Superman, respectivamente, son vistos desde la perspectiva que tendrían los habitantes de sus propios mundos ficticios. Entre sus libros de cuentos destaca Hyperia (1999), que toma elementos de muchas vertientes distintas de la ciencia ficción y se convierte en un panorama muy completo de los intereses del escritor y del estado del género fantástico a fines del siglo XX[1].