Víctor Luis González

Víctor Luis González

(1953).

Nació en la Ciudad de México, el 23 de diciembre. En la facultad de Filosofía y Letras, de la Universidad Nacional Autónoma de México, realizó estudios de filosofía, letras inglesas y letras francesas. Fue redactor de la revista Cómo Hacer Mejor, de tecnología aplicada (1980-1982), jefe de redacción de la revista de la Cámara de la Industria de la Platería y Joyería (1982-1983) y guionista de televisión educativa (1985-1986). Desde 1984 participa como investigador en el proyecto de estudio “Significación de la lectura en la escuela primaria”, que coordina el Departamento de Investigación Educativa, de la Dirección Técnica de Primarias, de la Secretaría de Educación Pública. En 1979, con el ensayo “La realidad de la ficción”, firmado como “Felícitas Santer”, seudónimo que utiliza con cierta frecuencia, obtuvo el primer lugar del concurso de ciencia ficción organizado por el plantel sur del Colegio de Ciencias y Humanidades, de la UNAM. Con “Un lugar de descanso” ganó el concurso de cuento corto organizado por la “Revista Mexicana de Cultura” (1981) y en 1984, el Instituto Nacional de Bellas Artes le concedió la Beca de Creación Literaria, en el área de prosa. Entre marzo y Abril de 1985 visitó algunas ciudades norteamericanas dando a conocer su obra en Universidades y centros culturales y sindicales de escritores, mediante el programa “Autor entre autores”, que patrocina la Agencia de Información de Estados Unidos. En 1988 fue galardonado con el Premio “Juan Rulfo” para primera novela, por su obra El mejor lugar del infierno. Ha colaborado en revistas nacionales como Informe Bibliográfico (1987-1988), Siempre! (1987), Signore, con lo mejor de Play Boy (desde 1988) y Meridiano; en suplementos como “Revista Mexicana de Cultura” (1986-1988) y “El Universal y la Cultura” (desde 1986), y en la página cultural de El Universal Gráfico.

Víctor Luis González Ruiz ha incursionado en el cuento Fantástico, la cronica urbana, la novela y el teatro; en publicaciones periódicas ha reseñado libros de filosofía, sicología, educación, historia, teoría del arte y literatura. Su novela, El mejor lugar del infierno, da cuenta del mundo del boxeo y sus apostadores. En su obra de teatro, Blancanieves, aborda los temas del amor, la soledad y la incomunicación humana a través del diálogo de dos personajes, un alcohólico y una prostituta[1].

Anuncios

Si yo muero primero

Mi padre es un hombre de fortaleza extraordinaria y un mecánico estupendo. Ambas afirmaciones han sido ratificadas por los años.

A la muerte de mi madre, papá, en su desesperación, construyó una réplica exacta de su esposa. Una muñeca de tamaño natural con mecanismo de cuerda, que fue un verdadero éxito en la familia. Hasta yo, que al principio miré el invento con desconfianza, sin darme cuenta, cierta noche me descubrí contándole mis problemas.

Con el tiempo muchos otros parientes murieron y fueron sustituidos por dobles de cuerda. De seguro heredé algo de la fortaleza legendaria de mi padre, pues llegó el día en que sólo él y yo quedábamos. Las reuniones familiares eran terriblemente engorrosas: entre plática y plática minutos preciosos en dar cuerda a todo el que lo necesitaba.

Un invierno, papá y yo caímos gravemente enfermos. Pensé que yo tenía más posibilidades de sobrevivir, por ser menos viejo. Sin embargo, mi padre, a despecho de la enfermedad, no dejaba de trabajar en mi doble. “Tiene que estar listo cuanto antes”, dijo, “no quiero pasar sin ti los años que me quedan por delante”.

Víctor Luis González
No 101, Enero-Marzo 1987
Tomo XVI – Año XXIII
Pág. 59