Palillos de marfil

27 top

Cuando el rey Chou pidió palillos de marfil, Chi Dse se preocupó. Temía que en cuanto el rey tuviera palillos de marfil no se
contentaría con la loza de barro y querría vasos de cuerno de rinoceronte y jade; y en vez de frijoles y verduras, pediría manjares exquisitos, como cola de elefante y cachorros de leopardo. Difícilmente estaría dispuesto a vestir telas burdas y a vivir bajo un techo de paja; y encargaría sedas y mansiones lujosas.

—Y el temor de a dónde conduciría todo esto, me inquieta —se dijo Chi Dse.

Cinco años después, en efecto, el rey Chou tenía un jardín repleto de manjares, torturaba a sus súbditos con hierros candentes y se embriagaba en un lago de vino. Y así perdió su reino.

Jan Fei Dsi
No. 27, Diciembre 1967
Tomo V – Año IV
Pág. 219

Anuncios

Pintar fantasmas

27 top

Había un artista que pintaba para el príncipe de Chi.

—Dime —le preguntó el príncipe—, ¿cuáles son las cosas más difíciles de pintar?

—Perros, caballos y cosas semejantes —contestó el artista.

—¿Cuáles son las más fáciles?, indagó el príncipe.

—Fantasmas y monstruos —aseguró el artista—. Todos conocemos a los perros y a los caballos y los vemos todos los días, pero es difícil pintarlos como son. Por eso son temas complicados. Pero los fantasmas y los monstruos no tienen forma precisa y nadie los ha visto nunca, por eso es fácil pintarlos.

Jan Fei Dsi
No. 27, Diciembre 1967
Tomo V – Año IV
Pág. 168