Bob Dylan

Bob Dylan

 (n. Duluth, Minnesota, Estados Unidos; 24 de mayo de 1941)

Nacido como Robert Allen Zimmerman, es un músico, cantante y poeta estadounidense. Ha sido, durante cinco décadas, una de las mayores figuras en la música popular, siendo considerado uno de los compositores y músicos más influyentes y prolíficos del siglo XX.

Muchos de los más célebres trabajos de Dylan datan de la década de 1960, en la cual se convirtió en un cronista informal de los conflictos estadounidenses. Aunque es bien conocido por revolucionar el concepto de los límites de la música popular en 1965 con el single “Like a Rolling Stone” de seis minutos de duración, algunas de sus primeras canciones, como “Blowin’ in the Wind” y “The Times They Are a-Changin'”, se convirtieron en himnos antibélicos y de los movimientos civiles de la época. Uno de los últimos álbumes de estudio de Dylan, Modern Times, publicado en 2006, entró directamente en el primer puesto de la lista Billboard 200 y fue nombrado álbum del año por la revista musical Rolling Stone.

Las primeras letras de Dylan abordaban temas sociales y filosóficos y delataban una fuerte influencia literaria, desafiando la música pop convencional existente y apelando generalmente a la contracultura de aquel tiempo. Mientras expandía y personalizaba estilos musicales, mostraba una firme devoción por muchas tradiciones de la música americana, desde el folk, el country, el blues, el gospel, el rock and roll y el rockabilly hasta la música folk inglesa, escocesa e irlandesa, pasando por el jazz y el swing.

Dylan interpreta mediante guitarra, teclado y armónica. Respaldado por una cambiante alineación de músicos, ha permanecido de gira de forma constante desde finales de la década de 1980, en lo que ha venido a conocerse como el Never Ending Tour (la gira interminable). Sus logros en el estudio de grabación y como artista han sido una de las señas de identidad de su carrera, aunque generalmente se considera que su mayor contribución consiste en la composición y escritura de canciones.

A lo largo de su carrera, Dylan ha sido reconocido y honrado por sus composiciones, interpretaciones y grabaciones. Sus discos le han valido varios Grammys, Globos de Oro y premios de la Academia, y su nombre se halla en el Salón de la Famadel Rock and Roll, el Salón de la Famade Compositores de Nashville y el Salón de la Famade los Compositores. En enero de 1990, fue investido Caballero de la Ordende las Artes y las Letras por el Ministro de Cultura de Francia Jack Lang. En 1999, fue incluido en la lista de las cien personas más influyentes del siglo XX elaborada por la revista Time. En el año 2000, ganó el Premio de Música Polar de la Real AcademiaSueca de Música, y en 2004 alcanzó el segundo puesto en la lista de los 100 mejores artistas de todos los tiempos elaborada por la revista Rolling Stone, después de The Beatles. El 13 de junio de 2007 fue premiado con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes, y en 2008 recibió un reconocimiento honorario del Premio Pulitzer por su “profundo impacto en la música popular y en la cultura americana, marcado por sus composiciones líricas de extraordinario poder poético”. En este contexto, desde 1996 diversos autores y académicos han nominado a Dylan para la candidatura del Premio Nobel de Literatura.[1]

 

“Blowin” in the wind


¿Cuántos caminos debe recorrer un hombre antes de que se le llame hombre? ¿Cuántos mares debe navegar la paloma blanca antes de dormir en la arena? ¿Cuántas veces deben volar las balas de cañón antes de que las prohíban para siempre? La respuesta, mi amigo, está soplando en el viento; la respuesta sopla en el viento. ¿Cuántos años puede existir una montaña antes de disolverse en el mar? ¿Cuántos años pueden existir algunas personas antes de que se les permita ser libres? ¿Cuántas veces puede un hombre volver la cabeza y fingir que no ve nada?… ¿Cuántas veces debe un hombre mirar hacia arriba antes de poder ver el cielo? ¿Cuántos oídos debe tener un hombre antes de poder oír cómo llora la gente? ¿Cuántas muertes se necesitarán para que sepa que demasiadas personas han muerto? La respuesta, mi amigo, está soplando en el viento; la respuesta sopla en el viento.

Bob Dylan
No. 100, Septiembre-Diciembre 1986
Tomo XV – Año XXII
Pág. 748