Fauna china

20 top
—La serpiente musical tiene cabeza de serpiente y cuatro alas. Hace un ruido como el de la piedra musical.

—El ping-feng, que habita en el país del Agua Mágica, parece un cerdo negro, pero tiene una cabeza en cada extremo.

—El caballo celestial parece un perro blanco con cabeza negra. Tiene alas carnosas y puede volar.

—En la región del brazo raro, las personas tienen un brazo y tres ojos. Son notablemente hábiles y fabrican carruajes voladores, en los que viajan por el viento.

—El ti-chianga es un pájaro sobrenatural que habita en las Montañas Celestiales. Es de color bermejo, tiene seis patas y cuatro alas, pero no tiene cara ni ojos.

Recopilación de Tai P´ing Kuang Chi
No. 20, Enero-Febrero de 1967
Tomo IV – Año III
Pág. 111

Anuncios

Fauna china

20 top
—El pez hua o pez serpiente voladora, parece un pez, pero tiene alas de pájaro. Su presencia presagia sequía.

—El hui de las montañas parece un perro con cara de hombre. Es muy buen saltador y se mueve con la rapidez de una flecha; por ello se considera que su aparición presagia tifones. Se ríe burlonamente cuando ve al hombre.

—los habitantes del país de los brazos largos, tocan el suelo con las manos. Se mantienen atrapando peces en la orilla del mar.

—Los hombres marinos, tienen cabeza y brazos de hombre y cuerpo y cola de pez. Emergen a la superficie de las Aguas Fuertes.

Recopilación de Tai P´ing Kuang Chi
No. 20, Enero-Febrero de 1967
Tomo IV – Año III
Pág. 107

Fauna china

20 top
—El chiang-liang tiene cabeza de tigre, cara de hombre, cuatro vasos, largas extremidades y una culebra entre los dientes.

—Los habitantes de Ch´uan T´ou tienen cabeza humana, alas de murciélago y pico de pájaro. Se alimentan exclusivamente de pescado crudo.

—El hsiao es como la lechuza, pero tiene cara de hombre, cuerpo de mono y cola de perro. Su aparición presagia rigurosas sequías.

—El hsing-t´ien es un ser acéfalo que, habiendo combatido contra los dioses, fue decapitado y quedó para siempre sin cabeza. Tiene los ojos en el pecho y su ombligo en su boca. Brinca y salta en los descampados, blandiendo su escudo y su hacha.

Recopilación de Tai P´ing Kuang Chi
No. 20, Enero-Febrero de 1967
Tomo IV – Año III
Pág. 96