Milagro

Milagrosamente creó el tiempo necesario para escribir su obra maestra. No se dio cuenta que los demás no tenían tiempo para leerla

Mario Ceballos Novelo
No. 111-112, Julio-Diciembre 1989
Tomo XVII – Año XXVI
Pág. 629

Anuncios