Teopompo

Teopompo

Teopompo

(Quíos, 380 a.C.- 323 a.C.)

Fue un historiador griego, posiblemente el más importante del siglo IV a.C.

Nació en la isla de Quíos, en el Egeo. su padre, Damisístrato, le dio una educación esmerada. En las discordias entre Tebas, Atenas y Esparta, su familia se pronunció por Esparta, lo que motivó la salida de su tierra. Se sabe que en Atenas asistió a la escuela de Isócrates. Hizo numersosos viajes para documentar sus obras. La más importante es las Filípicas, formado por 58 libros, centrado en la historia de. En su obra predomina un estilo moralista, distiguiéndose por su crítica a la vida privada de Filipo II de Macedonia a la vez que apoyaba sus acciones políticas. Recibió influencias de Herodoto, Isócrates y Antítenes.

Se ha perdido todo su trabajo, pero es conocido por las largas citas que hacen de él otros autores. Además de las Filípicas escribió unas Helénicas, continuación de la obra de Tucídides, que abarca desde el 410 a. C. hasta la batalla de Cnido. Las Helénicas, parecen ser de menor importancia a tenor de lo poco citada que es, propia de la etapa inicial del autor. Sobre esta obra, el experto en historiografía Arnaldo Momigliano declara que “Teopompo debió pues madurar precisamente en el esfuerzo de proseguir la obra de Tucídides” Momigliano destaca en Teopompo la superación al modelo de Tucídides. La entrada de Filipo invalida el esquema Esparta-Atenas, debiendo adecuar los modelos históricos a la nueva realidad política. También escribió una Diatriba contra Platón y unos Panegíricos. Según Dionisio de Halicarnaso, no sólo fue un gran historiador, sino un orador excelente y uno de los discípulos que honraron más la escuela de Isócrates.

http://es.wikipedia.org/wiki/Teopompo

Anuncios

El anostos

32 top
En los confines del País de los Meropes se encuentra un abismo, el Anostos, lleno de un fluido rojo que no es luz ni tinieblas, por el que corren dos ríos: el río del Placer y el río del Dolor, en cuyas riveras crecen diversos árboles cuyos frutos tienen las mismas propiedades que cada uno de dichos ríos.

Teopompo
No. 32, Septiembre 1968
Tomo V – Año V
Pág. 773