La odisea


A Ulyses lo tentaban los últimos modelos sports nausica, Calipso, Circe, pero la tentación nunca llegó a dominarlo por completo. En realidad, permanentemente, aún en plena carrera en las autopistas de la época, añoraba a Penélope, el sedán cuatro puertas negro, motor de pocas revoluciones, no muy gastador de combustible y de larguísima duración.

Ariel Méndez
No. 102, Abril-Junio 1987
Tomo XVI – Año XXIII
Pág. 154

Anuncios

Yo, el supremo


Abrió el diario y vio que encabezaba la columna de Necrológicas. Que a tal hora, en el cementerio tal, sus restos…

—¡Lástima que no pueda concurrir! —se lamentó—. Si pudiera, lo haría de buen grado. ¡Y cómo me lloraría!…

Ariel Méndez
No 101, Enero-Marzo 1987
Tomo XVI – Año XXIII
Pág. 113