Cábala

Nunca he creído en la superstición, pero, cuando murió mi madre, vi siete mariposas negras en mi sueño, exactamente siete días antes que ella muriera. Lo mismo ocurrió con papá y con mi hermano Alberto.
Ahora, vivo solo en casa y hace siete días que no puedo dormir.

Tomás García Cerezo
No. 107-108, Julio – Diciembre 1988
Tomo XVII – Año XXIV
Pág. 307

Anuncios