Desquite

Había un feliz escarabajo que disfrutaba del sol. Una vez tuvo una terrible pesadilla; cuando despertó, era Kafka.

Hilda Villarreal de Peña
No. 99, Julio-Agosto 1986
Tomo XV – Año XXII
Pág. 480