Añoranzas

142 top

Me voy a mudar de casa. Extrañaré mi recámara con vista al poniente, los berridos de mi vecina y el estruendo dominical de la batería de su hijito…
Llevo un mes en el nuevo hogar. Mi nueva recámara también tiene vista al poniente, aunque estaría mejor si la ventana no tuviera reja. Extraño los berridos de mi vecina, pero lo suplen los alaridos de los enfermos. No extraño a mi vecinito. Mi compañero de cuarto hace más ruido al golpearse la cabeza contra la pared.

Marcela Sánchez Castro
No. 142, Enero-Marzo- 1999
Tomo XXX – Año XXXV
Pág. 73

Anuncios